sábado, 13 de agosto de 2005

Sida, preservativos y derecho

Por Jorge Scala

Excelente artículo publicado en la revista argentina El Derecho, del 14.03.05. por D. Jorge Scala . Sintetiza la información científica relevante, veraz y actual, para el análisis jurídico de la cuestión, y propone pautas para su justa regulación.

“Es posible que en el caso del sida se hayan creado condiciones para su desarrollo: la promiscuidad, el libertinaje sexual. Si se hace historia se puede decir que el sida es el hijo de la píldora anticonceptiva” (Luc Montaigner) [2]

1. Introducción: El sida es quizá la enfermedad del momento actual. Hay quienes la catalogan como una pandemia [3]. Tres son los motivos de ello: en primer lugar, que es una enfermedad mortal -aún cuando la que acaba con la vida de los sidóticos, suele ser alguna de las enfermedades oportunistas, que aprovechan el estado de indefensión inmunológica del paciente-; otro motivo es que en su origen puede haber algún tipo de inmoralidad, hecho que, lamentablemente, dificulta en la práctica, la toma de las medidas sanitarias conducentes a la erradicación o, al menos, al control de la misma; y, finalmente, es preciso destacar el alto costo que tienen los tratamientos antirretrovirales, actualmente en uso [4].

Además, el tema es de mucha actualidad porque -en general-, los medios de masas se encargan de dar una información sesgada y, a la vez, unas opiniones falsas que, a fuerza de ser repetidas constantemente, terminan pareciendo al gran público como si fueran más lógicas y verdaderas, que la verdad misma [5].

Para una mayor vigencia del tema, baste recordar las imágenes del actual ministro de salud de la Nación, encabezando una pretendida campaña preventiva, mediante el reparto de profilácticos [6], y sus más recientes declaraciones mediáticas -desmesuradas y grotescas-, agraviando al Sr. Obispo Castrense, desde las antípodas de nuestro país. La polémica está servida, y muchos se consideran con derecho a decir falsedades, zonceras o promover conductas poco menos que suicidas. Va siendo hora que el derecho, como arte de lo bueno y equitativo, tome la palabra. Aquí van algunos apuntes en esa dirección.

Me propongo sintetizar la información científica relevante, veraz y actual, para el análisis jurídico de la cuestión. Luego de ello sintetizaré la información científica dirimente, en la cuestión del sida, y propondré algunas pautas, para la justa -y por ende, adecuada a la razón y al ordenamiento jurídico-, regulación de la cuestión, lo que haré a modo de conclusión.

2. Aspectos científicos relevantes en torno al sida y al preservativo: Varios son los elementos científicos, con comprobación empírica, cuyo conocimiento resulta obligatorio -desde el punto de vista jurídico, moral y profesional-, para cualquier persona encargada de diseñar las políticas públicas, para prevenir o combatir el sida. Haré una breve síntesis de tales conocimientos indispensables:

a) Virtual imposibilidad de lograr una vacuna que prevenga el sida: Al presentar la "Guía Práctica para Vacunaciones" de Castilla-La Mancha, el catedrático de Microbiología del Hospital Clínico Universitario de Madrid, Dr. Juan José Picazo, explicó que: "la vacuna del sida se viene persiguiendo hace muchos años y que, desgraciadamente, comparte con la de la hepatitis C el hecho de que ambos virus tienen una enorme capacidad de equivocarse. Es decir que los sistemas virales tienen unos mecanismos que corrigen sus propios errores para evitar que esos errores lleven consigo la muerte del microorganismo. Pero, en el caso del virus del sida, este sistema es erróneo, se equivoca mucho y elabora partículas virales equivocadas, muchas de las cuales mueren, pero, otras sobreviven. Pero, las que sobreviven, resulta que son distintas de la anterior. De manera que en un mismo enfermo de sida podemos encontrar distintos virus del sida con estructura antigénica diferente, con lo que la vacuna que nosotros fabricamos frente a uno no le sirve al resto de las partículas virales".

"Es un hecho desgraciado que le daría al virus una ventaja curiosa, como es que a pesar de ser menos desarrollado porque se equivoca, frente al humano le da una tremenda ventaja y eso hace que sea muy difícil fabricar una vacuna que permita defendernos frente a las distintas subespecies de virus que están en un mismo individuo. Tenemos que tener presente que cuando una enfermedad como el sida, con un período de incubación de entre diez y quince años, y que el individuo no pueda desarrollar una respuesta inmune frente a esa, ella nos hace pensar en la dificultad que puede tener una vacuna" [7].

Por otra parte, es un hecho médico que casi no existen vacunas exitosas, contra las enfermedades de origen virósico; ni siquiera la gripe ha sido erradicada. Por tanto, no parece probable que sea posible -al menos en el corto o mediano plazo-, lograr una vacuna contra el sida. Destaco que cuando los medios de masas mencionan, con relación al sida, el término vacuna, no se están refiriendo a un producto químico que prevenga el VIH, sino a fármacos que tratan al enfermo, a partir de sus propios microorganismos, y que se usa como un tratamiento -y no prevención-, de la enfermedad. Este dato científico es relevante, pues las políticas públicas, deben partir de la base que no habrá vacuna y, por tanto, la prevención debe realizarse de otro modo; en concreto, evitando las causas del contagio de la enfermedad.

b) Modos de contagio y factores de riesgo: Cuatro son las vías conocidas para el contagio del VIH: 1) contacto sanguíneo, 2) algunos líquidos orgánicos, 3) por transmisión vertical madre-hijo, y 4) por vía sexual -esta, a su vez, subdividida en contacto vaginal, bucal o anal-. Importa saber que en Occidente -donde se sitúa nuestro país-, desde que se descubrió la enfermedad, se dan las siguientes proporciones de enfermos, según las vías de contagio, a saber: el 39,4% de los contagios, ha sido debido al uso de jeringas infectadas por drogadictos intravenosos; el 32,6% por relaciones homosexuales; y el 17,6% por relaciones heterosexuales; y el resto 10,4% a las otras formas de contagio, entre ellas el personal sanitario con el 0,01% [8]. El conocimiento de los modos de contagio y los factores de riesgo, son datos absolutamente imprescindibles para la prevención del sida. En efecto: al ser de momento imposible una vacuna contra el VIH, la única forma de prevenirlo es eliminando las causas que provocan el contagio. Ahora bien, el riesgo varía mucho, según sea el modo de contagio. Veamos:

1) Por transfusión sanguínea: Se han tomado diversas medidas profilácticas, para disminuir el riesgo de contagio del sida por esta vía: por un lado, se han limitado las transfusiones sanguíneas, a los casos indispensables; además, se descartan como donantes, a las personas incluidas en diversos grupos de riesgo; y es legalmente obligatorio, el examen de toda sangre donada. Esta última precaución no da una seguridad absoluta, pues la enfermedad tiene un período llamado de ventana, de aproximadamente 6 meses, donde la persona está contagiada, pero los análisis actualmente en uso, no alcanzan a detectar la dolencia. Sin embargo, el conjunto de estas medidas, ha hecho disminuir la cantidad de contagios por esta vía, a cifras estadísticamente poco relevantes.

2) Por jeringas infectadas compartidas por drogadictos intravenosos: Ya hemos dicho que en los países occidentales, este modo de contagio equivale casi al 40% del total, lo cual nos da una idea de su magnitud. A nivel global, dicho porcentaje se reduce a entre el 5% y el 10% del total de infectados [9]. Frente a esta vía de contagio, la estrategia preventiva es la común a la prevención de la drogadicción -combatir el tráfico de drogas-. Holanda intentó un camino diverso: despenalizar el consumo de las drogas, y que la dosis y las jeringas de uso diario, sean provistas gratuitamente por el Estado. La experiencia holandesa ha fracasado, pues ha provocado un aumento en la cantidad de drogadictos, y un mantenimiento de la tasa de prevalencia del VIH. Ningún país ha hecho una campaña preventiva de la drogadicción en base a dos pilares fundamentales: a) dar salida laboral real -en especial para los países pobres-; y b) educar en las virtudes, que es el único medio de superar el vacío vital, que empuja a la mayoría de las personas a evadirse de una vida -a la que no le encontraron el sentido-, a través del camino de las drogas.

3) Por transmisión vertical madre-hijo: Si no hay ningún tratamiento ni prevención, la tasa de transmisión de la madre al hijo, oscila entre el 15% y el 20% de los casos; dicha tasa aumenta en entre un 10% y un 20% más, en caso de amamantamiento materno. Sin embargo, con el uso de los nuevos fármacos antirretrovirales, el nacimiento por cesárea programada, y la alimentación artificial desde el nacimiento, la tasa de transmisión vertical del sida se ha reducido a menos del 2% [10]. Si bien esta realidad es un éxito de la medicina, hay que subrayar que estas terapias son costosas, y en muchos países no están al alcance del grueso de la población. Lamentablemente, y como aplicación del llamado "Nuevo Paradigma de Salud", impulsado por la OMS, se determinó que en los países de escasos recursos, se debía instar a las madres seropositivas, a que amamanten a sus hijos [11]. Esta política se aplicó en el África Subsahariana, y es la responsable de un porcentaje significativo, de los 3.700.000 niños infectados en dicha región. Hasta el momento, ni la OMS ni UNICEF revirtieron dicha política.

4) Transmisión por vía anal (homosexual): Aunque decir la verdad sea políticamente incorrecto, como es moralmente sano, lo haré. Las diferencias anatómicas y fisiológicas entre el ano y la vagina [12], y la promiscuidad de los homosexuales activos, explican las tasas enormemente más elevadas de contagio de sida -y de otras enfermedades sexualmente transmitidas-, entre las vías anal y vaginal. Un simple cálculo sirve para mensurar ese mayor riesgo: la población homosexual masculina, se calcula entre el 1% y el 2% del total de varones. Si a ese dato, sumamos el hecho que el 32,6% de los seropositivos se contagió por relaciones homosexuales, frente al 17,6% por relaciones heterosexuales, la evidencia simple -tomando las cifras globales para los países de Occidente-, indica que hay 100 veces más posibilidades de contraer el sida siendo homosexual, que no siéndolo. Por tanto, la promoción pública de la homosexualidad, sea a través de los medios de masas, los espectáculos -cine y teatro especialmente-, y también por la acción estatal -vgr: el convenio entre el Consejo del Menor de la ciudad de Buenos Aires y SIGLA [13], o la ley que permite la inscripción registral de las parejas del mismo sexo-; implican una promoción indirecta del sida. Muy por el contrario una política preventiva del VIH, debe apuntar a la erradicación o, al menos, la minimización de la homosexualidad, y para esto se debe comenzar con la eliminación de todos los privilegios injustos, que las leyes les han ido concediendo [14].

5) Transmisión por vía heterosexual: En cuanto a esta vía de transmisión, es preciso afirmar que la abstinencia sexual -previa y posterior al matrimonio [15]-, y la fidelidad mutua durante éste, hacen absolutamente imposible el contagio del sida. De las varias decenas de millones de seropositivos, ninguno que haya vivido de este modo ha resultado contagiado por vía sexual. Por tanto, este dato científico resulta altamente relevante, para plantear una campaña de prevención y erradicación de la enfermedad, pues este es el único modo consistente de prevención de la misma.

Ahora bien, quienes no practican ese estilo vital ecológico, corren riesgo de contraer la enfermedad. Hay diversos factores pueden influir en la transmisión heterosexual del VIH, como, por ejemplo son: la cantidad de parejas sexuales, la frecuencia y tipo del contacto sexual, la situación inmunológica del sujeto sano, y que algún miembro de la pareja, padezca otras enfermedades de transmisión sexual. También son importantes la carga viral (número de virus por mm3 de sangre) [16]. Más adelante me referiré a la incidencia del uso del condón.

Otro área social en la que esta enfermedad está especialmente extendida, es la de la prostitución. Así, se estima que en el Zaire un tercio de las prostitutas son HIV positivas. En algunas áreas africanas, el porcentaje de meretrices infectadas podría llegar a ser del 90% [17]. En Bombay, en donde existen alrededor de 100.000 prostitutas, alrededor de un tercio de ellas son HIV positivas [18]. Si se tiene en cuenta que cada una de estas mujeres, recibe alrededor de 5 clientes por noche, y que la posibilidad de contagio por un solo contacto, en este tipo de relación sexual, oscila entre el 3 y 5%, se puede deducir el número de posibles nuevos individuos que cada día pueden, en aquella ciudad, incrementar los VIH positivos. Obviamente, quien tiene relaciones con alternadoras, está asumiendo una conducta de alto riesgo. Por tanto, una política de salud pública importante, es lograr la erradicación o, al menos, la sensible disminución de la prostitución. Sin embargo esta se promueve y publicita públicamente, como muestran los numerosos avisos clasificados de los principales diarios del país, que informan precios, teléfonos, direcciones y medidas de rameras o travestis… [19].

c) Preservativo y prevención del sida: Salvo alguna honrosa excepción, todas las campañas de prevención del sida -en todo el mundo-, tienen como eje la promoción del uso del condón, en las relaciones sexuales. Tales campañas giran en dos direcciones: a) convencer a la población en general, de la "necesidad" de usar siempre profilácticos, en toda relación sexual, entrenándola en su uso, y utilizando para ello, principalmente, los medios de masas y las escuelas; y b) el reparto gratuito de tales adminículos, en ciertas ocasiones o, su provisión por las obras sociales y prepagas. La facturación de las fábricas de preservativos, se ha multiplicado extraordinariamente, desde que en 1.985 comenzaron estas campañas. Simultáneamente, la cantidad de enfermos y muertos por el sida, no dejó de crecer, también en forma pavorosa. Esta constatación empírica, invita a cuestionar la validez del método preventivo elegido. Allí vamos:

1) Fracaso universal del condón en la prevención del sida: El ONUSIDA y la Organización Mundial de la Salud (OMS), son los principales promotores de estas campañas a nivel global. Ya en 1998, en un estudio del ONUSIDA, donde se relevaron todas las campañas del prevención del VIH en todo el mundo, respecto de aquéllas cuyo eje había sido el preservativo -tanto sea vendido como distribuido-, la conclusión del análisis fue: "No se le imputan variaciones en la seroprevalencia del VIH en la población" [20]; dicho en buen romance: tales campañas no lograron disminuir en nada, la propagación de la enfermedad. Dicho de otro modo, todo el dinero gastado en la compra o donación de preservativos, fue derrochado inútilmente… Todos los estudios posteriores, han confirmado esta conclusión.

El Fondo de Naciones Unidas para Actividades en Población (FNUAP), que también integra el ONUSIDA, y es otro activo promotor de estas campañas, hizo público el 23.6.02, su informe titulado "VIH/SIDA, Concientización y Conducta", donde reconoció que el esfuerzo masivo de la ONU, para frenar la expansión del sida, a través de la provisión gratuita de contraceptivos en los países pobres, ha fracasado. Conocido el fracaso corresponde ahora explicar sus motivos, pues esto también arroja luces importantes, para los análisis sanitario y jurídico de la cuestión.

2) Características relevantes de los condones: Casi todos los preservativos se fabrican con látex. Dicho material artificial es sumamente inestable. Para mantener sus propiedades físicas, requiere mantenerse siempre a temperatura templada -entre 10° y 25°-; la exposición a temperaturas inferiores a 10° o superiores a los 25°, deterioran el material y le hacen perder impermeabilidad. Es importante subrayar, que todas las pruebas de laboratorio sobre los mismos, se realizan cuando el látex no ha sido expuesto a temperaturas inconvenientes. Ahora bien, desde la salida de fábrica hasta el minorista que los comercializa -y aún más, hasta el momento de su uso-, cada profiláctico recorre un largo camino -generalmente en camiones-, que no están refrigerados a la temperatura conveniente. En invierno se los somete a temperaturas inferiores a los 10°, y en verano a superiores a los 25°. Esto explica la invalidez, de los controles de calidad de los preservativos, pues los mismos -para tener alguna validez-, deberían realizarse en las bocas de venta -lo cual, desde luego, no es posible-.

A pesar que, por los motivos científicos apuntados, los controles de calidad de los condones no son confiables, resulta interesante transcribir las conclusiones de los mismos. Por ejemplo, con relación al paso del virus a través de los poros del látex, se comprobó en laboratorio, que utilizando partículas de poliestireno de 110 nm de tamaño, en 29 de 89 preservativos valorados (33%), se constataba paso de partículas a través del látex, lo que indica que el porcentaje medio de eyaculado, que puede atravesar el látex, sería de un 0,01% aproximadamente [21]. Esto implica que los preservativos de látex, no son una valla infranqueable, para la transmisión del VIH. Al evaluar otro control de calidad, que habitualmente realizan diversas instituciones sanitarias de EEUU, se ha podido comprobar, que, en 38.000 preservativos de 165 lotes diferentes, cuando éstos eran de fabricación estadounidense, el 12% tenían escapes superiores al permitido en ese país. Cuando los preservativos no estaban fabricados en EEUU, este porcentaje se elevó al 21% [22]. Reitero que se trata de controles en laboratorio, donde los adminículos analizados, han estado permanentemente en condiciones óptimas; lo cual deja de suceder ni bien salen de fábrica...

Muchas son las causas por las que el preservativo puede fallar, en la prevención del contagio del sida. Una posibilidad siempre latente es su mala utilización, que muchas veces depende de las dificultades propias de usarlo adecuadamente, en tales circunstancias. Esto es especialmente complicado para los jóvenes. La OMS recomienda unas instrucciones en diez pasos correlativos a cumplir, para el uso adecuado del condón. Cualquiera advierte que en las peculiares circunstancias de su uso, se requiere un entrenamiento casi de boina verde, para no errar en el manual de instrucciones… También hay que tener en cuenta que, al igual que el semen, los líquidos preseminales pueden contener el virus; por tanto, es posible el contagio antes del uso del profiláctico. Además, existe un porcentaje de fallos atribuibles a la rotura del mismo. En un estudio prospectivo, se detectó que este porcentaje oscilaba alrededor del 1% al 12% en el coito vaginal, pero que era superior en las relaciones homosexuales [23].

3) Eficacia de los condones en la prevención de embarazos: A las razones empíricamente verificadas del apartado anterior, conviene añadir otro elemento constatable. El preservativo es poco eficaz para la prevención de los embarazos. Y es importante resaltar, que una mujer puede quedar embarazada pocos días al mes y, en cambio, puede contagiarse o contagiar el sida, todos los días del año. Además, el virus del sida es 500 veces más pequeño que un espermatozoide.

En general, se puede decir que el preservativo tiene un elevado número de fallos para prevenir embarazos. En este sentido, si se define este índice de fallos, como el número de embarazos, en parejas que utilizan el preservativo durante un año, encontramos que el mismo, según distintas fuentes, es: de un 3 a 28% [24], del 8 al 15% [25], el 14% [26], del 10 al 15% [27], el 13% [28], entre el 9 y 14%, y para menores de 25 años del 17,9% [29]. Son abundantes los datos que indican, un índice elevado de fallos del preservativo, para prevenir embarazos. Por tanto, si falla para prevenir los gestaciones, fácilmente se deduce cuanto más fallará, en la prevención de las enfermedades de transmisión sexual.

4) Eficacia de los preservativos en la prevención de las otras enfermedades de transmisión sexual: Hay 25 enfermedades de transmisión sexual. Algunas causan infecciones vaginales -como la vaginosis bacteriana, la tricomoniasis y la candidiasis-; otras son de origen bacteriano -tales como el chancroide, la clamidia, la gonorrea y la sífilis-, y, finalmente las hay de origen viral -entre ellas el VIH, el virus del papiloma humano (VPH) [30], el herpes simple (tipos I y II), y la hepatitis B-. Destaco, que toda enfermedad sexualmente transmisible, opera como un mayor factor de riesgo de contraer el VIH. Es importante subrayar, que los condones no ofrecen protección alguna respecto de varias de estas enfermedades, y con relación a las pocas enfermedades que previenen, su eficacia profiláctica es muy baja, conforme la información científica disponible. En efecto:

Un informe de la OMS [31], indica que los usuarios de condones tienen sólo dos tercios de probabilidades -comparados con quienes no los utilizan-, de evitar la transmisión de gonorrea, tricomoniasis, o infecciones por clamidias. Es decir, que la protección sería aproximadamente del 66%. Esta protección es aún menor, en el caso del herpes simple [32]. De forma general, según un reciente informe de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, la evidencia epidemiológica es insuficiente para determinar la efectividad de los preservativos, en la prevención de las enfermedades de transmisión sexual. Recientemente un panel de 28 expertos, incluyendo la Administración de Alimentos y Drogas (FDA) y la Agencia para el Desarrollo Internacional (AID) de Estados Unidos, han analizando 138 estudios sobre el uso de los preservativos, y su eficacia en la prevención de enfermedades de transmisión sexual. Este estudio revela una reducción del riesgo de transmisión de gonorrea en los varones del 49% [33].

Ahora bien, con respecto al contagio de la gonorrea, la clamidia, la trichomoniasis, la sífilis, el herpes genital y el virus de papiloma humano (HPV); en lo que concierne a las mujeres, cuyos compañeros sexuales usan el condón, no existen pruebas científicas de su efectividad. En lo que concierne a los varones que usan el condón, este tiene cierta efectividad contra la gonorrea, pero ninguna con respecto a las demás enfermedades de transmisión sexual, ya mencionadas [34].

5) Eficacia de los preservativos en la prevención del VIH: Respecto de la eficacia de la prevención del sida, transmitido por relaciones heterosexuales, se destaca un estudio publicado en 1993. En él se utilizaban datos procedentes, de todos los artículos publicados en lengua inglesa, antes de julio de 1990, en revistas de garantizada calidad científica, analizados conjuntamente en un detallado estudio multicéntrico. La conclusión más significativa, fue constatar que el preservativo, reduce el riesgo de infección por el HIV en aproximadamente un 69%. Es decir, ésta sería la capacidad del preservativo para prevenir el contagio del sida, en unas relaciones heterosexuales normales, en las que se utilizara en forma habitual y correctamente [35]. Estos datos fueron corroborados por un trabajo de la OMS [36] -insospechable de parcialidad, pues promueve permanentemente el uso del profiláctico-, la que estima el riesgo de contagio en -aproximadamente-, el 40%. Datos más recientes ofrecidos por los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos [37], indican que el preservativo reduce en un 85%, el riesgo de transmisión del VIH. Debo destacar que estas estadísticas se refieren a relaciones normales heterosexuales; por las razones ya apuntadas, la eficacia del condón en la prevención del VIH, en las relaciones homosexuales, anales y orales, es muy inferior. Sugestivamente, no hay trabajos publicados que analicen esta cuestión.

Debo detenerme ahora en la traducción, al lenguaje común, de estos fríos datos epidemiológicos: el párrafo anterior significa que de cada 100 parejas, donde uno de los integrantes tenga el VIH y el otro no, que tengan relaciones sexuales habituales, usando siempre preservativos correctamente, y sin que éstos se rompan, deslicen, ni suceda ningún otro "accidente"; pues bien, de las 100 personas sanas, al cabo de un año, habrá entre 15 y 40 de ellas, contagiadas del VIH, enfermedad que -repito-, es mortal. La variación entre 15 y 40 es la que hay entre el estudio más optimista, y el más pesimista. Pero sean 15 ó 40, todas morirán de sida. Este hecho patético, me obliga a adelantar una conclusión: son criminales las políticas de salud pública de prevención del sida, basadas en la promoción del uso de profilácticos.

Y ahora respondo una pregunta, que en este momento debe estar formulándose, todo lector inteligente: Si el condón reduce algo las posibilidades de contagio del VIH, ¿porqué las campañas basadas en el preservativo no muestran variaciones en la seroprevalencia?. La respuesta es obvia: porque al dar masivamente la falsa seguridad, de que las relaciones son inocuas, mientras se usen los preservativos, más gente tiene relaciones sexuales riesgosas. Entonces sean esas mismas u otras personas, las que disminuyen el riesgo al usar condones, esta baja se compensa con el aumento de enfermos, producto de la mayor cantidad de relaciones promiscuas.

d) Uganda país a imitar: la única Nación que redujo considerablemente las tasas de prevalencia del VIH. Ejes del único modelo exitoso: Casi todos los países del mundo han iniciado campañas de prevención del sida. Sea con fondos gubernamentales, de las Agencias de la ONU, de organismos multilaterales de crédito o privados. Es un hecho histórico, que hasta el momento, en todas las Naciones -excepto Uganda-, tales programas fracasaron rotundamente. La exteriorización del fracaso es el aumento en el número y las tasas de contagio de VIH, siempre ascendentes [38]. En honor a la verdad, debo subrayar que todos los programas de prevención fracasados tenían -y tienen-, como eje, el uso de los condones. A su vez, el único programa exitoso -el de Uganda-, no tuvo como eje la promoción del preservativo. Estos datos no son un mito, ni una creencia religiosa, ni un prejuicio ideológico. Son la comprobación empírica de las verdaderas creencias religiosas y, a la vez, la pulverización de los mitos y prejuicios ideológicos -y porqué no también, de las razones crematísticas-, que explican la perseverancia enfermiza, en políticas siempre fracasadas.

En síntesis, en un decenio, Uganda pasó de tener un 15% de su población en edad procreativa, infectada con el VIH -en 1.991-, a sólo el 5% del mismo grupo poblacional, en 2.001. Comentaré el caso del país africano, con las fuentes más inobjetables: las principales promotoras del condón en la prevención del sida. La OMS se ha visto en la obligación de reconocer, que el descenso de la seroprevalencia "es único en el mundo", y que "ningún otro país ha igualado este logro, al menos no a nivel nacional" [39], aunque en el trabajo se omite dar la explicación del notable éxito. El desglose de cifras del éxito ugandés, es el siguiente: a) la proporción de mujeres embarazadas, entre 15 y 19 años, infectadas por el VIH fue reducido del 35% en 1991, a menos del 10% en el 2.000 [40]. El inicio de las relaciones sexuales en adolescentes de 13 a 16 años, bajó entre los varones, de más del 60% en 1.994, a menos del 5% en 2.001; y en las mujeres, de más del 20% a menos del 2% en los mismos años [41]. Otro indicador es la disminución en las personas que tuvieron relaciones sexuales fuera de las estables. Se han tomado los años 1.989 y 1.995, y los porcentajes poblacionales disminuyen en esta proporción, entre los años citados: 1) varones de población urbana, pasan de más del 40% al 20%; 2) varones rurales, disminuyen del 39% al 14%; 3) mujeres en zonas urbanas, pasan de más del 20% a menos del 10%; 4) las mujeres de zonas rurales, pasan del 17% al 6%, entre los años ya citados [42].

Las explicaciones científicas las da un informe de la Agencia Internacional para el Desarrollo (AID), de los EE.UU. La campaña se basó en dos ejes muy claros: 1°) promover entre los jóvenes la abstinencia antes del matrimonio; y 2°) recomendar a la población que mantenga relaciones sexuales, mutuamente monógamas, con personas no infectadas [43]. Las estadísticas del párrafo anterior muestran a las claras, que se logró un cambio en las conductas sexuales, disminuyendo notablemente la promiscuidad sexual, y con ello, disminuyendo notablemente la epidemia [44].

e) Tímido giro en la estrategia de prevención (a,b,c): El éxito incontrastable de Uganda en la prevención del sida, motivó un giro en la opinión mayoritaria de los expertos. Ese cambio es aún excesivamente tímido, quizá por los condicionamientos políticos, económicos e ideológicos, que puede llegar a padecer todo científico. Consiste en la llamada estrategia "a, b, c", por las siglas en inglés de: abstinencia, fidelidad y condón. Es una suerte de sincretismo entre el exitoso programa de Uganda, y todos los otros programas fracasados. Se recomienda, en primer lugar, la abstinencia de relaciones hasta el matrimonio -o unión estable-; luego la fidelidad en dicha unión; y, en tercer lugar, para quienes no aceptan el estilo de vida anterior, se les recomienda el uso de preservativos. La prestigiosa revista científica inglesa The Lancet, publicó en noviembre de 2.004, un documento suscripto por 150 expertos, provenientes de 36 países, entre los que se encuentran Yoweri Museveni -presidente de Uganda, propiamente hablando el único experto exitoso del grupo-, representantes del Banco Mundial, del Fondo Global para la Malaria, la Tuberculosis y el Sida, de cinco Agencias de la ONU, y los directores de los Programas de VIH de Etiopía, India, Jamaica y Uganda.

El documento, con relación a los jóvenes, sostiene que “debe ser prioritario promover la abstinencia o el retraso en el inicio sexual en aquellos que no hayan tenido aún relaciones, haciéndose hincapié en evitar los riesgos como la mejor forma de prevenir la infección y otras ETS, así como los embarazos no deseados”; enfatizando que "si ya se ha producido el debut sexual, debe estimularse la vuelta a la abstinencia o la fidelidad mutua con una persona sana como la mejor forma de evitar la infección”. También proponen programas preventivos “dentro y fuera del ámbito escolar y los padres han de asumir su responsabilidad en la transmisión de valores y expectativas relacionados con el comportamiento sexual de sus hijos”.

Respecto de los adultos sexualmente activos: “la primera prioridad ha de ser la promoción de la fidelidad mutua con una pareja sana. La experiencia en países donde se ha reducido la incidencia de la infección demuestra que la reducción en el número de parejas es fundamental para alcanzar este objetivo a gran escala”. El documento enfatizó que “la ineficacia de otras medidas y los llamativos resultados de Uganda significan un giro radical en las políticas de prevención, centradas hasta ahora casi exclusivamente en el preservativo, en especial desde las entidades internacionales”. Pese a ello, los firmantes del trabajo consideran necesario aún, la promoción del uso de preservativos entre los "jóvenes sexualmente activos", a pesar de reconocer que no siempre es efectivo.

Este modelo sugerido actualmente, supone dar un doble mensaje a la población y, como siempre que se dan este tipo de consignas, el grueso de la gente opta por lo que le resulta más cómodo o placentero, sin mayor análisis de la cuestión. El mensaje puede sintetizarse en: "abstente de las relaciones sexuales, séle fiel a tu pareja o, sino, usa un profiláctico". De un mensaje tan ambiguo y contradictorio, la conclusión mayoritaria será: mientras sea con preservativo, tienes bill de indemnidad… Y se mantendrá el fracaso actual.

3. Conclusiones: apuntes hacia una justa salud pública, en materia de prevención del sida, a través de preservativos [45]: Previo al análisis jurídico de esta cuestión, es preciso sintetizar los datos científicos relevantes, a saber:

-el sida es una enfermedad mortal;

-no hay vacuna preventiva contra el sida, ni la habrá en el corto y mediano plazo; además, es posible que nunca llegue a existir;

-por tanto, la prevención de esta enfermedad mortal pasa, exclusivamente, por erradicar las causas que la originan;

-el VIH se contagia por cuatro vías: 1) contacto sanguíneo, 2) algunos líquidos orgánicos, 3) por transmisión vertical madre-hijo, y 4) por vía sexual. El grado de riesgo de cada una de ellas es enormemente variable;

-utilizando medidas profilácticas adecuadas, el riesgo de contagio por transfusión sanguínea y por pacientes sometidos a hemodiálisis, es muy bajo;

-aplicando los nuevos fármacos antirretrovirales, el nacimiento por cesárea programada, y la alimentación artificial desde el nacimiento, la tasa de transmisión vertical del sida se ha reducido a menos del 2%;

-en Occidente es muy alto el porcentaje de enfermos, contagiados por compartir jeringas infectadas, en drogadictos intravenosos. Han fracasado las estrategias de prevención -limitadas a la entrega gratuita de jeringas y drogas-;

-la transmisión por vía sexual el VIH, implica distinguir entre dos poblaciones de altísimo riesgo (homosexuales o quienes practican el sexo anal u oral, y quienes comercian sexualmente). También es un hecho empíricamente demostrado, que las parejas -heterosexuales, se entiende-, que sólo tienen relaciones entre ellas, no tienen ningún riesgo de contagio del VIH por vía sexual;

-todas las costosas campañas de prevención del sida mediante el uso del preservativo, han fracasado, pues ninguna ha hecho disminuir la seroprevalencia;

-la única campaña exitosa en todo el mundo, en la prevención del sida, ha sido la de Uganda, basada en la educación de la población, tendiente a un cambio de conducta, que la lleve a posponer las relaciones sexuales hasta formar una pareja estable, y ser mutuamente fieles una vez asumido tal estado.

El conocimiento de estos datos científicos es obligatorio, para toda persona que tenga la responsabilidad de la salud pública de cualquier Nación; mucha mayor obligación de conocerlos tienen los encargados, de todo organismo de prevención o lucha contra el sida. Tales organismos requieren -y tienen- asesores jurídicos pues, la prevención del VIH no es sólo una cuestión de salud pública, también es una cuestión que atañe al derecho. En efecto, cualquier persona que se contagie de dicha enfermedad, más tarde o más temprano, morirá por ella. Excepto el contagio por vía vertical (madre-hijo), todas las demás formas implican actos libres -y por ende jurídicamente imputables-, de los hombres. En efecto: si por negligencia se transfunde sangre contaminada, hay al menos alguien que debe responder jurídicamente por las lesiones y, a la postre, por la muerte del ser humano contagiado.

Ahora bien, supongamos -ya se ha dado en muchos casos, o sea que no es una hipótesis de laboratorio-, que un joven recibe preservativos provistos por el ministerio de salud de la Nación -ya sea a través el Programa Lusida, o del creado por la ley 25.673-, con la consigna del sexo seguro -consigna surgida inequívocamente de los folletos oficiales del Ministerio-. Imaginemos ahora que ese joven con ambas -la consigna y los condones-, tiene diversas relaciones sexuales, hasta que en una de ellas se contagia el VIH. En este contexto, el ministro de salud, los responsables de los programas oficiales, y de los ejecutores de dichos programas, ¿podrían evadir su responsabilidad delictiva -arts. 202 y 207 del C. Penal-, y civil -por daños ocasionados-, por haber planificado y ejecutado una política sanitaria criminal?. La justicia y el derecho gritan una respuesta negativa, a tan inquietante pregunta [46].

Es decir, que el derecho nos exige, en primer lugar, poner fin a toda campaña, programa o plan de prevención del sida, por medio del uso del condón. Y esto con base en las razones científicas irrefutables ya apuntadas. En segundo lugar, se impone -como decisión política-, el desplazamiento inmediato de todos los responsables de tales programas, haciendo las autoridades públicas los pertinentes sumarios para deslindar responsabilidades y, una vez concluidos los mismos, deberían formularse las pertinentes denuncias criminales. En tercer lugar se debe dejar sin financiación el programa creado por la ley nacional 25.673, y sus correlativas provinciales y/o ordenanzas municipales. Finalmente es preciso diseñar un verdadero programa de prevención del VIH, tomando el único modelo válido: el ugandés, con todas las reformas que suponen a los modelos educativos formales y mediáticos. Cualquier otra opción resulta antijurídica.




[1] Artículo publicado en la Revista El Derecho, del 14.03.05. Destaco la invalorable colaboración del Dr. Justo Aznar, catedrático en la Facultad de Medicina de la Universidad de Valencia (España), para la información científica contenida en este trabajo.

[2] Diario La Vanguardia, de Barcelona, del 3 de diciembre de 1.996.

[3] A finales de 2001, 65 millones de personas habían sido infectadas por el VIH desde el inicio de la enfermedad, de ellas 25 millones habían muerto ya, y 40 millones estarían viviendo con el VIH/sida (Lamptey PR. Reduncing heterosexual transmision of HIV in poor countries. BMJ 324; 207-14, 2002).

[4] Según datos oficiales de Estados Unidos, el tratamiento y cuidado de un paciente con sida, puede llegar a costar 120.000 dólares. Otros tratamientos tienen un costo que puede oscilar entre 2.500 dólares por persona al año, cuando se utilizan nucleosidos, y 8.000 dólares por persona y por año, cuando se utilizan inhibidores de las proteosas (Freedberg KA, Losina E, Weinstein MC et al. The cost effectiveness of combination antiretroviral therapy for HIV disease. N Engl J Med 344; 824-31, 2001).

[5] Resultan inaceptables -por falsos-, algunos dogmas que nos pretenden imponer los medios, como por ejemplo sus mentadas objetividad y neutralidad. Es obvio que no existen porque los medios propagan ideas, y para solventarlo, publicitan productos. No son medios de comunicación, sino propiamente hablando, medios de propaganda, y la propaganda nunca es objetiva, neutral ni inocua.

[6] Según un informe oficial, del 24.1.05, del Dr. Carlos Devani, Director Nacional de Maternidad e Infancia, del Ministerio de Salud de la República, al 28 de diciembre de 2.004, se habían repartido gratuitamente, en todo el país, 4.225.716 preservativos, en el marco de la ley nacional de salud reproductiva, cifra que permite mensurar la campaña estatal.

[7] Diario Médico, Madrid, del 18.02.03.

[8] Oficina Estadística de la UE, Eurostat. Diario Médico del 12.9.02.

[9] Adler M. ABC of AIDS. Development of the epidemic. BMJ 322; 1226‑29, 2001.

[10] Bulterys M, Fowler MG, Shaffer N et al. Role of the traditional birth attendants in preventing perinatal transmission of AIDS. BMJ 324; 222-5, 2002 y World Health Organization (WHO). Prevention of mother-to-child transmission of HIV infection: WHO's activities. WHO briefing notes for UNGASS on HIV/AIDS. Geneva. WHO, 2001, p5.

[11] Declaración Consensual OMS-UNICEF, del año 1.992.

[12] Esto es obvio, pero ante la zoncera reinante, es preciso subrayarlo: la naturaleza ha dotado el órgano genital externo femenino, para recibir al masculino; por ello su tejido es resistente, y la mucosa está preparada para prevenir infecciones; muy por el contrario, la naturaleza dotó al ano para evacuar las heces, por ello su tejido es poco resistente y, además, muy absorbente de los restos orgánicos, a los que conecta al torrente sanguíneo. Esta realidad biológica explica, en buena medida, el mayor riesgo de contagio del VIH por relaciones anales, respecto de las vaginales. Algo semejante sucede el llamado sexo oral, cuyo riesgo de contagio es muy alto.

[13] Convenio suscripto en noviembre de 2.002, que caducó el 31 de de diciembre del mismo año, pues no fue renovado, pero que "curiosamente" se publicó en el Boletín Oficial en enero de 2.003, es decir luego de su caducidad… La firmante del convenio es la Sociedad de Integración Gay Lésbica Argentina (SIGLA), quien quedó facultada para educar en materia de sexualidad, a los menores porteños dependientes del Consejo del Menor. En la interpelación parlamentaria, se informó que el Consejo haría un seminario interno sobre "travestismo adolescente", con los contenidos de SIGLA, a realizarse entre mayo y agosto de 2.003.

[14] En otro trabajo me ocuparé más extensamente del asunto, aquí basta esbozar que el sentido social primario de la sexualidad, es la procreación y no la obtención de placer. Como somos mortales, la humanidad necesita el nacimiento de nuevos seres humanos, para perpetuar la especie, y la naturaleza ha previsto que la procreación sea posible, mediante la intervención de ambos sexos. El homosexual se automargina, voluntariamente, de la posibilidad de procrear, lo cual constituye una conducta antisocial. La respuesta justa de la sociedad, es no otorgar ningún beneficio -sería siempre un privilegio injusto-, al colectivo homosexual y, por el contrario, desalentar tal conducta; por ejemplo, con mayores cargas impositivas, pues el homosexual debe devolver en vida, a la sociedad lo que ésta le dio, pues al no tener descendencia no podrá hacerlo en la siguiente generación. Esto no es "discriminar" a los homosexuales, sino muy por el contrario, impedir que los homosexuales "discriminen" a la totalidad de la sociedad.

[15] Obviamente el matrimonio sólo puede darse entre un varón y una mujer, lo cual tiene rango constitucional en nuestro país, a tenor del art. 23, inc. 2, del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, receptado por el art. 75, inc. 22 de la C.N.; y eso excluye toda relación homosexual.

[16] Royce RA, Sena A, Cates WJr et al. Sexual transmision of HIV. N Engl J Med 336, 1072-8, 1997.

[17] US Bureau of the Census. HIV/AIDS Surveillance Data Base. Washington, DC: US Bureau of the Census; December 1993.

[18] Ramalingaswami V. India: national plan for AIDS control. Lancet 339; 1162-3, 1992.

[19] También por este motivo, resulta preocupante el intento del gobierno nacional de ratificar el Protocolo Facultativo de la Convención para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW), pues su Comité ya recomendó a China de legalizar la prostitución. Es bien sabido que el Protocolo tiene como efecto, el dar carácter vinculante a tales recomendaciones.

[20] Cuaderno de Actualización Técnica, Colección Prácticas Optimas del ONUSIDA, "Análisis de la eficacia en función del costo y VIH/SIDA", ONUSIDA, Agosto de 1.998, pág. 5.

[21] Carey RF, Herman WA, Retta SM et al. Efectiveness of latex condoms a barrier to human immunodeficiency virus-sized particles under conditions of simulated use. Sex Transm Dis 19; 230-4, 1992.

[22] Leads from the MMWR 1988; 37, nº7. Condoms for prevention of sexually transmitted diseases. JAMA 259; 1925-7, 1988.

[23] Informe Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, julio 2001. Diario Médico 26-VII-2001; Ahmed G, Liner EC, Williamson NE et al. Characteristics of condom use and associated problems: Experience in Bangladesh. Conctraception 42; 523-33, 1990; y Albert AE, Hatcher RA, Graves W. Condom use and breakage among women in an municipal hospital family planning clinic. Contraception 43; 167-76, 1991.

[24] Tietze C. Advances in Sex Research. Comm Mat Healt NY. 1963.

[25] Roche: Lexikon Medicine. Urgan Schwarzenbarch. Munchen, 1984.

[26] Famm Plann Perspect 18; 200-209, 1986.

[27] Pritchard JA, Mac Donald PC. Family Planning. In: M Williams. Obstetric. 16 ed. NY. Appletton - Centry - Crofts, pag 1011, 1980.

[28] Weller SC. A meta - analysis of condom effectiveness in reducing sexually transmitted HIV. Soc Sci Med 36; 1635-44, 1993.

[29] Trussel J, Kost K. Contraceptive failure in the United States: a critical review of the literature. Stud Fam Planning 18; 237-283, 1987.

[30] Este virus es el origen de casi todos los casos de cáncer de cuello cervical. Y este tipo de cáncer es la principal causa de muertes femeninas, entre las enfermedades de transmisión sexual, por encima del sida, en EE.UU. En dicho país, en 1.998 murieron 4.921 mujeres por cáncer cervical, y poco más de 4.200 de sida.

[31] Rosenberg M, Hell HA, Friel PA. Spermicides and condoms for the prevention of HIV and other sexually transmitted diseases. Presented at strategies for viricide, research Meeting. World Health Organization, March 28, 1990, p 13.

[32] Populations Reports. Serie H, nº 8, Sept 1990.

[33] Informe Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, julio 2001. Diario Médico 26-VII-2001.

[34] "The Truth About Condoms", "Joint Statement", Ex- congresista Tom Coburn M.D., Congresista Dave Weldon M.D., Physicians Consortium, Catholic Medical Association, julio 26, 2001, basado "en el Executive Summary", "representando a mas de 10.000 médicos y otros profesionales de la medicina", y tomado de Internet en : ww.family.org/cforum/hotissues/A0016989.html.

[35] Trussel J, Kost K. Contraceptive failure in the United States: a critical review of the literature. Stud Fam Planning 18; 237-283, 1987.

[36] Populations Reports. Serie H, nº 8, Sept 1990.

[37] Haverkos HW, Chung RC. AIDS among heterosexuales in surwillance reports. N Engl J Med 344; 611, 2001.

[38] Algunos gobiernos u ongs, han intentado maquillar su fracaso, manipulando las estadísticas del siguiente modo: con la universalización de los tratamientos antirretrovirales, se logró que los pacientes con VIH tardaran algunos años más, antes de que se les declare el sida. Ese estiramiento en los plazos, llevó a que se distorsionaran las estadísticas, afirmando que la cantidad de nuevos enfermos de sida de ese año era inferior a la del anterior -lo cual era cierto-, pero ocultando astutamente los números relativos a los nuevos contagios de VIH, siempre en aumento; por tanto en dicho país no disminuye la enfermedad, sino que, por el contrario, aumenta.

[39] Informe del año 2.003 de la OMS.

[40] Informe del Ministerio de Salud de Uganda, de junio de 2.000.

[41] The Effects of the Katakwi/Soroti School Healt and AIDS Prevention Project - AMREF Report, Kampaña, August 2.001.

[42] Global Program on AIDS, Geneva.

[43] Esto, es decir, vivir la castidad fuera del matrimonio, y la fidelidad dentro del mismo, que es tan elemental y, por otra parte, tan conforme con la naturaleza, la dignidad humana y la verdadera igualdad de los sexos, resulta inaudible para quienes están inmersos en la cultura de la liberación sexual, según los fracasados postulados del Mayo francés de 1.968. En lugar de ser el sida una interpelación, para superar estos prejuicios ideológicos, ha sido motivo de un empecinamiento y profundización, en los errores antropológicos que sustentaron dicha revolución. Esto es muy triste, pero muy real en nuestro país.

[44] Informe "¿Qué ha pasado en Uganda?; lecciones aprendidas de un proyecto", AID, septiembre de 2002.

[45] Por razones de espacio debo dejar de lado algunos puntos muy interesantes, como los ahora esbozados: a) todo gobierno debe combatir el tráfico de drogas, en lugar de pretender ocultar su responsabilidad, pasando a retiro 14 brigadieres, dejando en su cargo a los ministros de defensa e interior y al embajador en España -a cuyo destino se dirigían los 60 kgs. de cocaína-, y traspasando el control de las cargas aéreas al propio Estado, principal sospechoso en todo el affaire…; b) la homosexualidad debe desalentarse, como política sanitaria de prevención del sida -además de las razones de bien común, y solidaridad intergeneracional que aconsejan lo mismo-; c) la importancia de los análisis de sida obligatorios -en determinadas circunstancias-, y también se debe regular la obligatoriedad de revelar quiénes son enfermos del VIH, en ciertas actividades y grupos humanos, pues esta ha sido la estrategia que le permitió a la humanidad, erradicar muchas enfermedades infectocontagiosas; d) deben hacerse cumplir las normas vigentes de defensa de la competencia, sistemáticamente violadas, por la falta de advertencia en los envoltorios de los preservativos, detallando las enfermedades sexualmente transmisibles que no previenen, y aclarando las tasas de fallo en la prevención del sida; e) debe prohibirse la publicidad de servicios de prostitución en los medios de masas, especialmente diarios; etc., además de combatir el rufianismo; f) la pornografía debe combatirse con penas privativas de libertad, multas, decomisos y clausuras.

[46] En este contexto, la petición del canciller de la Argentina, al Sr. Nuncio Apostólico, de remoción del Obispo Castrense, Mons. Baseotto, por haber dicho que el ministro de salud de la Nación hizo apología del delito, al sugerir la despenalización del aborto, y que merecería la condena eterna, por haber escandalizado a los jóvenes, al promover el uso del preservativo, resuenan patéticamente grotescas. Quien debe ser removido de su cargo, y sometido a juicio criminal, es el ministro del ramo citado… Para ello mucho agua debe correr bajo el puente...

1 comentario:

jpro52ofdf dijo...

Big News From The Healthcare Industry!!

+++++++++++Current Profile+++++++++++
Faceprint Global Solutions (FCPG)
Current Price $0.15
A company with hot new identity solution products
and licenses with over 40 current governmental and
non-governmental contracts in negotiations.
+++++++++++++++++++++++++++++++++

Is this an undiscovered gem priced to go higher!!
Please read the following Announcement in its Entirety and Consider the Possibilities�
Watch this One to Trade!

FCPG volume trading is beginning to surge with this landslide Announcement. The value of this
stock appears poised for growth! This one should not remain on the ground floor for long.

BREAKING NEWS!!

Faceprint Global Solutions (FCPG) is pleased to announce that its European partner, Keyvelop, has teamed up with IBM's Partner World Industry Networks to deliver customer software requirement solutions for the international healthcare industry.
With FGS owning the exclusive North American rights to distribute the worlds leading encryption and transmission software developed by Keyvelop, FGS is poised to capture large volumes of sales generated by customers currently using IBM's software in the healthcare and other industries.
With traceability and security now deemed a serious business priority, companies are increasingly focused on employing procedures and controls designed to ensure the authenticity, integrity and confidentiality of electronic records.
"This is a very positive move for FGS and for Keyvelop," said FGS CEO Pierre Cote. "We are very happy about the decision to go with IBM. This is a continuation of the progress made by everyone associated with FGS and its partners."
Buell Duncan, IBM's general manager of ISV & Developer Relations commented, "Collaborating with Keyvelop will ensure that we develop open solutions that are easy to maintain and cost effective for our customers in the healthcare and life sciences industry."
Among other things, this new software technology which is currently being used by a number of European healthcare companies, is used to send any file, regardless of format or size. Encryption keys, evidence of transmission integrity with fingerprint calculation, time-stamping of all actions and status record updating, pre-checking sender and receiver identities, validating file opening dates are part of Keyvelop features.
About FacePrint Global Solutions, Inc.
FGS operates a business, which develops and delivers a variety of technology solutions, including biometric software applications on smart cards and other support mediums (apometric solutions). FGS's products provide biometric solutions for identity authentication and a host of smart card- and biometrics-related hardware peripherals and software applications. Apometrix, FGS's wholly-owned subsidiary, combines on-card or in-chip multi-application management solutions with best-of-breed 'in-card matching' biometrics. Keyvelop's secure digital envelope solution and Apometrix's on-card biometrics work together to produce the winning combination in the fields of security, traceability and identity management. FGS is headquartered in Fresno, California.
Conclusion:

The examples above show the Awesome, Earning Potential of little known Companies That Explode onto Investor's Radar Screens. This stock will not be a Secret for long. Then You May Feel the Desire to Act Right Now! And Please Watch This One Trade!
GO FCPG!

All statements made are our express opinion only and should be treated as such. We may own, take position and sell any securities mentioned at any time. Any statements that express or involve discussions with respect to predictions, goals, expectations, beliefs, plans, projections, objectives, assumptions or future events or performance are not statements of historical fact and may be "forward looking statements." Forward looking statements are based on expectations, estimates and projections at the time the statements are made that involve a number of risks and uncertainties which could cause actual results or events to differ materially from those presently anticipated. This profile is in no way affiliated with the featured company. We were compensated one thousand dollars from third party (IR Marketing) to distribute this report. Forward looking statements in this action may be identified through the use of words such as: "projects", "foresee", "expects". in compliance with Section 17(b), we disclose the holding of FGS shares prior to the publication of this report. Be aware of an inherent conflict of interest resulting from such holdings due to our intent to profit from the liquidation of these shares. Shares may be sold at any time, even after positive statements have been made regarding the above company. Since we own shares, there is an inherent conflict of interest in our statements and opinions. Readers of this publication are cautioned not to place undue reliance on forward-looking statements, which are based on certain assumptions and expectations involving various risks and uncertainties that could cause results to differ materially from those set forth in the forward- looking statements. This is not solicitation to buy or sell stocks, this text is for informational purpose only and you should seek professional advice from registered financial advisor before you do anything related with buying or selling stocks, penny stocks are very high risk and you can lose your entire investment.