jueves, 27 de marzo de 2008

LAS CAMPAÑAS DE PRESERVATIVOS NO DISMINUYEN EL CONTAGIO DE SIDA, SINO QUE AUMENTAN LA PROMISCUIDAD

EL SIDA ESTÁ AL SERVICIO DE INTERESES CREADOS. LAS CAMPAÑAS DE PRESERVATIVOS SÓLO HAN SERVIDO PARA GENERAR PRECOCIDAD SEXUAL Y AUMENTO DE LAS RELACIONES SEXUALES INDISCRIMINADAS. COLECTIVOS EN MAYOR RIESGO DERIVADO DE ESTAS CAMPAÑAS: MENORES Y HOMOSEXUALES.

Ana María Vázquez Rodríguez. Doctora en Medicina. Especialista en psiquiatría.


Según datos oficiales (Plan Nacional sobre SIDA 2008-2012) , el VIH (virus causante del SIDA) se ha expandido por el mundo generando una pandemia de grandes proporciones que ha afectado gravemente a la demografía y la economía de numerosos países. La propagación del virus continúa, y en el año 2007 se infectaron 2,5 (1,8 - 4,1) millones de personas. Mientras los nuevos diagnósticos debidos a consumo de drogas intravenosas caen claramente año tras año, los atribuidos a transmisión sexual tienden a estabilizarse, sobre todo en relaciones homosexuales de hombres (HSH). En el periodo 2003-2005, el 46,1% de los nuevos casos diagnosticados en España de infección por VIH, eran menores de 35 años.

Desde que apareció el SIDA en España, la supuesta prevención se ha centrado en España y en la mayor parte del mundo, casi con exclusividad, en las campañas de preservativos, lo cual no ha variado a pesar de tener la constatación de la no disminución del contagio del virus del contagio del virus del SIDA por vía sexual con estas medidas.

Hoy tenemos datos de lo que fácilmente se podía predecir: Sólo se produce una disminución de la transmisión del virus del SIDA en países no centrados en estas campañas, sino que en los países en los que se promovió la abstinencia y la fidelidad, en su caso, como primera medida. Por el contrario, las campañas de preservativos han aumentado la transmisión por vía sexual del virus del SIDA y han aumentado otras enfermedades de transmisión sexual como gonorrea y sífilis (tras años de descenso continuado de estas últimas enfermedades); todo esto como consecuencia del efecto de las campañas de preservativos sobre la precocidad sexual y relaciones sexuales indiscriminadas; todo ello también ha supuesto aumento del uso de anticonceptivos, embarazos no deseados y abortos, así como sus indudables perjuicios.

Las campañas de preservativos incitan y avalan las relaciones sexuales indiscriminadas; además, dan información falsa con respecto a la eficacia del preservativo. De hecho, en las últimas recomendaciones del Ministerio de Sanidad sobre qué hacer para evitar el SIDA, se refiere, fraudulentamente: "El uso del preservativo impide la transmisión sexual del VIH, otras infecciones de transmisión sexual y los embarazos no deseados". Los slogans de las campañas de preservativos son lo suficientemente explícitos acerca de su contenido e intención; así, tenemos "Póntelo, Pónselo", en 1989, "El preservativo es divertido, juega sin riesgos", en 1989, "No cambies tu vida por el SIDA" (con numerosas fotografías de preservativos) , también en 1989, "Póntelo, pónselo", en 1990; en 1995: "Iguales ante el sida"; en 1998: "Juega sin riesgos", en 1999: "Por ti, por mï". en 2006: "Si no tomas precauciones, ¿sabes quién actúa?; así como la campaña de este año para homosexuales: "Entre nosotros: usa preservativo". No informan, con respecto a las relaciones homosexuales, de la importante prevalencia de la enfermedad en esta población, del alto riesgo de contagio ante una relación en la que uno de ellos esté contagiado, sobre todo si el contagiado no es el receptor, en relación con el aumento de traumatismos durante estas prácticas, así como de la no infrecuencia de roturas de preservativos durante el sexo anal. También reconoce el Plan Multisectorial frente al VIH/SIDA, que las "mujeres transexuales" son especialmente vulnerables a la infección. No se informa de las graves consecuencias del SIDA, del riesgo real del contagio con preservativo. Una prueba más del fracaso de las campañas de preservativos con respecto a la evitación del virus del SIDA, es la preocupación que muestra el Plan por la detección de las supuestas 35.000 personas en España que se suponen están contagiadas sin saberlo, refiriendo que han detectado una mayor eficacia al actuar sobre los contagiados. señal de que no eran tan eficaces los preservativos, y menos las campañas de ellos. Con respecto a la evitación de la infección, no se informa siquiera de la posibilidad de la abstinencia sexual, 100% segura.

No es raro, pues, que después de 20 años de campañas de preservativos, se reconozca en este Plan Multisectorial que la percepción del riesgo de transmisión sexual del VIH entre la población general es muy baja, especialmente del riesgo de transmisión heterosexual ; que, según el Eurobarómetro, numerosos jóvenes europeos tienen cada vez menos conciencia del problema, dejando de tomar precauciones por ello, a pesar de que la epidemia de VIH/sida sigue presente en la UE, e incluso se agrava en muchos estados miembros y en países vecinos, y que, en concreto, en España,Italia y Reino Unido, la concienciación ha caído de manera significativa entre 2002 y 2006. Lo mismo ocurre con otras infecciones de transmisión sexual (ITS), a pesar de que suponen uno de los principales factores de riesgo para la infección con el virus del SIDA y, por sí mismas, generan una gran carga de morbilidad y secuelas si no se realiza un diagnóstico y tratamiento precoz. Este Plan Multisectorial también refiere la observación por diferentes encuestas de una tendencia a iniciar las relaciones sexuales con penetración a edades cada vez más tempranas, reconociendo, "en las que la gestión del riesgo es más difícil", y refiere que en jóvenes existen indicadores de prácticas sexuales de riesgo como el importante crecimiento en nuestro país de las interrupciones voluntarias del embarazo, especialmente en menores de 24 años, el empleo cada vez más frecuente de los métodos anticonceptivos de emergencia o el incremento de las ITS. El Instituto Andaluz de la Juventud refiere que cada vez se registran casos de enfermedad de transmisión sexual en pacientes más jóvenes e igualmente, refiere que existe una "excesiva relajación" en las conductas sexuales de los y las jóvenes,lo que provoca una "paulatina generalización de las prácticas de riesgo, como el coito interrumpido o el uso de la píldora postcoital, que llegan a usar como si fuera un caramelo".

También refiere el Plan Multisectorial el incremento de las prácticas de riesgo en homosexuales (después de la disminución inicial como respuesta a la infección por el VIH), evidenciándose un aumento del riesgo del contagio del SIDA en los últimos años, así como también un incremento en la incidencia de ITS. Refiriendo: "Podría afirmarse que existe una disminución de la percepción del riesgo entre hombres que tienen relaciones sexuales con hombres (HSH), y que las actuales acciones preventivas no parecen superarlo. Al mismo tiempo la prevalencia de infección en este grupo de población es elevada, por lo que podemos decir que, en España, los hombres con prácticas homosexuales mantienen un elevado nivel de riesgo de infección por el VIH y otras ITS. En esta situación puede esperarse un aumento de la incidencia de VIH,...". Igualmente, se refieren estudios que constatan una tendencia creciente en el número de parejas sexuales, un aumento de la práctica de la penetración anal no protegida, tanto con la pareja estable como con la ocasional, y un porcentaje considerable de parejas serodiscordantes que no se protege en sus prácticas sexuales, en varones homosexuales. Como agravante, en las prácticas homosexuales de los más jóvenes, en menores de 25 años, se notifica una mayor frecuencia, en comparación con otros grupos de edad, de prácticas sexuales con riesgo de infección por el VIH como "sexo oral con eyaculación" y "haber sido penetrado analmente sin condón".

Está referido en el Plan Multisectorial sobre SIDA 2008-2012, lo siguiente:
"En los últimos 10 años, los estudios del CEEISCAT realizados entre los miembros de la comunidad gay de Cataluña muestran un incremento de la mediana de parejas sexuales (10 en 1995 y 20 en 2004), la práctica de la penetración anal no protegida con la pareja estable (54% en 1995 y 66% en 2004) y con las parejas ocasionales (24% en 1995 y 34% en 2004)."

"Igualmente, se observó que un porcentaje importante de HSH, conociendo su infección por el VIH, tuvo exposiciones sexuales de riesgo. Igualmente, estas relaciones homosexuales se asocian a un alto porcentaje de consumo de tóxicos. Así se refiere que el 63% refirió haber consumido alguna sustancia, fundamentalmente alcohol (55%), poppers (21%) y hachís/ marihuana (20%), antes o durante sus relaciones sexuales, asociándose con la práctica de sexo anal no protegido. En 2004, las drogas más consumidas han sido alcohol (58,2%), nitritos inhalados o poppers (36,1%), hachís (23,4%), cocaína (18,7%), viagra (10,9%) y ketamina (4,1%) y, en menor medida, éxtasis y anfetaminas."

"Los accidentes con el preservativo entre los HSH no son infrecuentes. En el mismo estudio, el 18% de los encuestados refirió que el preservativo se le habí a roto, al menos una vez, durante el último año. La falta de lubricación, la utilización de saliva y la escasa experiencia en su utilización entre los más jóvenes explicarían la mayor parte de las roturas de los condones."

"Otro aspecto relevante es la presencia de ITS, observándose un aumento de los casos de sí filis. Las ITS son un indicador indirecto de prácticas de riesgo y además su presencia aumenta la transmisión. En el perí odo 2002-2003 en la Unidad de ITS de Barcelona se diagnosticaron 102 casos de sí filis infecciosa de los que 88 se dieron en HSH. De ellos, el 34% estaba coinfectado por el VIH."

Además entre HSH, la infección por virus de la hepatitis C, otra enfermedad infecciosa grave, potencialmente mortal, se transmite por vía sexual, tanto entre los infectados por VIH como en los no infectados, y por compartir el material de inhalación para el consumo de drogas no inyectadas.

Con respecto a los menores y jóvenes, sector a los que las campañas incitan a tener relaciones indiscriminadas, el Plan Multisectorial reconoce: "En la adolescencia las relaciones sexuales están sujetas a multitud de influencias externas que pueden favorecer una disminución del control de la situación y una mayor vulnerabilidad. Entre ellas destaca el consumo de alcohol y de otras drogas, la falta de planificación de las relaciones sexuales, la novedad de las parejas, mantener relaciones en lugares incómodos y poco íntimos o el no disponer de preservativos."

Podemos, pues, descartar la evitación del contagio del VIH, como objetivo de las campañas de preservativos. No cabe duda de que el SIDA, y su supuesta prevención, está siendo utilizado para promover un determinado comportamiento en materia sexual, sobre todo en menores; las campañas de preservativos ni disminuyen la posibilidad del contagio del virus del SIDA, ni sirve para concienciar del problema, dando además una información falsa sobre los riesgos reales del uso del preservativo. Lo más grave es que están implicando a menores, a los que la sociedad tiene la obligación de proteger, en situaciones que no saben manejar, sobre las cuales no están en condiciones de decidir libremente, incitándoles a la adopción de ciertas conductas, lo cual les supone un estímulo indebido a su edad, con la posibilidad de ocasionarle un importante riesgo físico y psíquico, pudiendo acarrearle enfermedades físicas con graves secuelas, incluso mortales, poniendo en peligro su salud y felicidad futuras; Igualmente, en el terreno psíquico, existen estudios que confirman que el retraso en las relaciones sexuales en jóvenes y su abstinencia , evita a los menores importantes problemas de adolescencia.

Las campañas de supuesta prevención del SIDA no son campañas independientes, ni están guiadas por motivos sanitarios; Sabemos que la intervención de España con respecto al SIDA responde a compromisos internacionales suscritos por España con la Asamblea General de las Naciones Unidas y con los Objetivos del Milenio de la ONU, los cuales enmarcan el Plan Multisectorial frente a la infección por VIH y el SIDA 2008-2012, elaborado por el Ministerio de Sanidad.

Refiere el Plan Multisectorial, al respecto de la pretensión de que las estrategias para prevenir el SIDA sirvan para promover un determinado comportamiento en materia sexual:

"Sin embargo, la principal estrategia para prevenir la infección por VIH en jóvenes continúa siendo la promoción de la salud sexual y la educación sexual en la escuela, de cobertura universal. Es prioritario destinar los recursos necesarios para implementar esta polí tica educativa. Ésta debe estar integrada de manera formal y continua en el proyecto educativo del centro y abarcar todas las etapas educativas, empezando a trabajar desde primaria, cuando no hay urgencia ni apenas riesgos y la capacidad de asimilación es más alta. El ámbito educativo es también un lugar estratégico para facilitar el acceso al preservativo. La formación permanente del profesorado en el ámbito de la educación afectivosexual es una cuestión fundamental, sin descartar que se pueda complementar la formación del alumnado a través de otros
especialistas externos. Los contenidos y la metodologí a tienen que incorporar la perspectiva de género y estar adaptados a la edad, diversidad cultural y situaciones concretas del alumnado y favorecer su propia participación."

"Los profesionales sanitarios deberán procurar espacios favorables al diálogo sobre sexualidad y salud sexual, con el objetivo no sólo de informar sobre las formas prevención, sino abordar los distintos problemas sexuales que puedan surgir y ayudar a las personas con VIH a conseguir una vida sexual saludable y placentera. Está demostrado que los pacientes que reciben apoyo psicológico experimentan bienestar emocional y mejoran su respuesta y su nivel de satisfacción sexual."
Como objetivos: "Promover la incorporación del enfoque de género en los programas asistenciales dirigidos a las personas con VIH."
Con respecto a los proyectos dirigidos a menores. "Deben basarse en una concepción más amplia y rica de la sexualidad y no quedarse únicamente en los aspectos informativos, ni reforzar únicamente la necesidad de prevenir riesgos y evitar problemas, sino promover una salud sexual integral y participativa, que potencie los factores de protección con los que cuenta este grupo de edad, que incluya la relación entre sexualidad y afectividad y que promueva la creatividad, la autonomí a personal, el respeto, la igualdad entre sexos y
la diversidad, para una vivencia satisfactoria de la sexualidad. Dentro de los contenidos de educación para la ciudadaní a y, concretamente, de promoción de los derechos humanos, se debe incorporar también la sensibilización, tolerancia y solidaridad hacia las personas con VIH."

Se reconoce en el Plan Nacional contra el SIDA, la pretensión de incorporar el enfoque de la perspectiva de género en adolescentes y de integrar el enfoque de género en la respuesta a la infección por VIH, pretendiendo además que se convierta el Plan Nacional contra el SIDA en un instrumento de promoción de la igualdad entre mujeres y hombres. También, según el Plan Nacional contra el SIDA, se pretende incluir las campañas de preservativos en los programas de prevención del uso recreativo de drogas, así como promover la inclusión, en las actividades de educación para la salud, de la educación en igualdad entre mujeres y hombres.

Dentro de estos objetivos del Milenio tenemos: erradicar la pobreza extrema y el hambre, lograr la educación primaria universal, promover la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de la mujer (refieren: "se trata de un requisito indispensable para superar el hambre, la pobreza y las enfermedades), reducir la mortalidad infantil (de niños menores de 5 años), mejorar la salud materna, combatir el VIH/SIDA y otras enfermedades (Dentro de este objetivo: haber detenido y comenzado a reducir, para el año 2015, la propagación del VIH/SIDA), garantizar la sostenibilidad del medio ambiente y fomentar una alianza mundial para el desarrollo.
El SIDA, y su supuesta prevención, es un elemento clave para conseguir estos objetivos aunque no es un elemento aislado.
Sólo se proyecta una disminución del contagio del SIDA para cuando los objetivos del milenio se hayan conseguido. Se insiste, pues, en que se intenta conseguir que se inicie el descenso del contagio del virus del SIDA en 2015, suponiéndose que cuando esté implantada la "ideología de género" y el SIDA deje de ser útil o ya no haga falta para seguir generando estos cambios.
El SIDA, con las medidas de supuesta prevención propuestas, está siendo utilizado en el Mundo y en España para cambiar las costumbres sexuales de la población: para promover la precocidad sexual, para fomentar la promiscuidad, y para alentar las relaciones sexuales homosexuales, todo ello con grave riesgo para la salud física y psíquica de los españoles.
El preservativo no previene el contagio al 100% del virus del VIH, aún en condiciones de conservación y colocación óptimas, en una relación sexual entre dos personas cuando una de ellas está infectada del VIH, sino que se calcula que la prevención está en torno al 70-80%. Esto no es impedimento para que el Ministerio de Sanidad afirme fraudulentamente: "El uso del preservativo impide la transmisión sexual del VIH, otras infecciones de transmisión sexual y los embarazos no deseados". Además de que esta afirmación del Ministerio de Sanidad no es verídica, las campañas de preservativos con su estímulo a las relaciones sexuales indiscriminadas, han aumentado los contagios por vía sexual, ya que la precocidad sexual y la promiscuidad, son los factores que claramente se relacionan con aumento del contagio de enfermedades de transmisión sexual, entre otros efectos.
Existen poblaciones especialmente vulnerables como menores, homosexuales y transexuales. Reconoce, el Plan Multisectorial frente al VIH /SIDA, por ejemplo que las mujeres transexuales con especialmente vulnerables. También son de riesgo las relaciones homosexuales entre hombres, ya que la penetración anal se asocia a mayores traumatismos y que se asocia también a no infrecuentes roturas de condones, único mecanismo de supuesta protección propuesto.
Como no podía ser de otra manera, las campañas de preservativos, junto con la promiscuidad generada, han generado falta de conciencia del problema, sobre todo en menores, llevando a ciertas poblaciones, sobre todo a aquellas más vulnerables, a importantes problemas (menores, mujeres con bajo nivel económico y homo y transexuales).
También la aprobación del matrimonio homosexual ha coincidido con un repunte de ITS en esta población, y todo tipo de riesgos. Así como estamos asistiendo a un todavía más escandaloso incremento de relaciones sexuales al margen de cualquier relación siguiera emocional, el llamado cruising o sexo sin decir ni hola.
La Administración no rectifica en su abordaje del SIDA a pesar de la evidencia de estas graves consecuencias. Pretende seguir utilizando la disculpa de la ya esperada no utilización de preservativos, ante el aumento de la promiscuidad, para insistir en las campañas de preservativos, para proseguir con un intento de generalizar un comportamiento sexual totalmente promiscuo.




Fuente principal de recogida de datos: Plan Multisectorial frente a la infección por el VIH y el SIDA. España. Ministerio de Sanidad.Secretaría del Plan Nacional sobre el Sida. Diciembre de 2007. http://www.msc.es/ciudadanos/enfLesiones/enfTransmisibles/sida/docs/PMS200812.pdf



Visite: Comite Independiente AntiSida

2 comentarios:

Santiago Chiva de Agustín dijo...

Hola. En las campañas para evitar enfermedades de transmisión sexual suele calificarse de irreal la posibilidad de evitar comportamientos de riesgo en los jóvenes. Y por eso se les aconseja el preservativo. Pero no se recuerda que a veces falla y que algunas enfermedades, como el virus del papiloma humano, se transmite aunque haya preservativo. Los jóvenes captan el mensaje de que el preservativo garantiza el sexo seguro y que retardar el comienzo de las relaciones y en su momento, tener una pareja estable es imposible. Y claro, eso no les ayuda en su autoestima ni les da confianza en sí mismos.

Gracias por escuchar mi opinión un tanto contracorriente
Santiago
http://opinionciudadano.blogspot.com

AE dijo...

Santiago aquí somos así, la Dra Vázquez, el Dr. Pérez Cárdenas y quien esto suscribe que apela a su sentido común.

Gracias por la vista. :)