viernes, 4 de abril de 2008

Las infecciones del VIH llegan a más jóvenes y más mayores

Los últimos datos indican que en España la infección por el VIH está creciendo entre las personas más jóvenes y las de más edad. Esta ampliación de los rangos de edad susceptibles de contraer la patología indica que no se puede bajar la guardia en la prevención.

Marcelo Curto Bilbao 28/03/2008

"La población general, que en la mayoría de los casos mantiene relaciones heterosexuales, sigue sin pensar que es vulnerable a la infección por el VIH y cree que es una cuestión que afecta sólo a los demás. Por eso, ahora la mayoría de las nuevas infecciones se están produciendo a través de relaciones heterosexuales".

Esta es la realidad que Antonio Antela, uno de los especialistas con más experiencia en el campo del sida en nuestro país, quiso poner de relieve en su conferencia El sida puede tocarte a ti, impartida en los Encuentros con la Salud celebrados en la Biblioteca de Bidebarrieta, en Bilbao.

Antela, de la Unidad de VIH del Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela, ha hecho hincapié en que se tiene que incidir sobre todo "en adquirir conciencia de que todos somos vulnerables y que todos podemos infectarnos si no tomamos las precauciones adecuadas", especialmente si se tienen relaciones con múltiples parejas, ya que, además, "la forma de prevenirlo es bien sencilla. Hay que estar pendiente de protegerse y pensar que uno es vulnerable a esta infección".

El especialista ha abogado por reforzar este aspecto en todas las personas sexualmente activas "en las diferentes etapas de su vida, desde la adolescencia hasta edades avanzadas", porque una característica que se está constatando últimamente es que el rango de edad de los nuevos contagios es muy amplio.

"Se ven nuevas infecciones tanto en personas muy jóvenes como en personas de edad avanzada. Por tanto, no es solamente un mensaje para un estrato muy concreto de edades, sino que va dirigido a una población muy amplia".

Contagios


Según puso de manifiesto el médico de origen canario, si anteriormente el 65 por ciento de los pacientes diagnosticados se infectaban por el consumo de drogas por vía parenteral, "todavía mucha gente desconoce que ahora se ha pasado a una fase en la que la mayoría de las infecciones se producen a través de las relaciones sexuales, tanto entre personas del mismo sexo como entre heterosexuales.

Desde el punto de vista de las relaciones homosexuales se ha hecho un mayor hincapié en las políticas de prevención, que han conseguido de alguna manera detener o al menos reducir los nuevos casos", aunque, según dijo, "también se está dando una cierta relajación de la prevención en este ámbito".

Estigma internalizado


"Aún hay mucho sufrimiento entre los seropositivos. Los esfuerzos de sensibilización en los últimos quince años no han cambiado una realidad social injusta", ha afirmado María José Fuster, de la Sociedad Española Interdisciplinaria del Sida, y diagnosticada con la infección hace 22 años.

Fuster ha participado también en los encuentros, donde se ha referido a los tres temores del paciente actual: "El miedo al deterioro de la salud, al tratamiento farmacológico y, el mayor, al rechazo social y el estigma, lo que en términos psicológicos se llama estigma internalizado".




Visite: Comite Independiente AntiSida

2 comentarios:

T dijo...

No estoy de acuerdo con lo de epidemia y de que todos estamos igualmente expuestos.

El SIDA es una enfermedad oportunista y debida a conductas de riesgo. No todo el mundo se puede contagiar como si de una gripe se tratara.

En el plano sexual existe la fidelidad y no tener prácticas homosexuales.

El otro grupo de gran riesgo es el personal sanitario, toda precaución es poca para no contagiarse sobre todo cuando no se sabe si el paciente es portador o no.

ana.vazquezr dijo...

Apoyo en lo fundamental el comentario de T.

Es una lástima que se siga equiparando protegerse a "ponerse un preservativo", y que luego digan que el sexo "no protegido" ha sido la causa del aumento de transmisiones. La promiscuidad,el sexo indiscriminado, con o sin preservativo, es lo que es una conducta de riesgo.